Icono del sitio Blog Profesional

Hemos estado desaprovechando la universidad

Reflexión Profesional Ideas Importantes

Hace mucho tiempo que la educación universitaria dejó de garantizar un trabajo seguro. Y sobre este tema mucho se puede decir, pues considero que además existe una gran desconexión entre los mundos académico y laboral. Sin embargo, volteando la vista atrás me doy cuenta de que estamos desaprovechando una gran oportunidad.

¿Cómo andas con tu lista de contactos?

Creo firmemente que para cualquier profesionista su bien más preciado es su lista de contactos. A tal grado que, desde que ingresamos al mundo laboral, y hasta que termina nuestra vida laboral, dedicamos mucho tiempo, energía y atención a conseguir contactos.

Me atrevería a decir que, los profesionistas que más sufren para encontrar trabajo son aquellos con una lista de contactos muy deficiente. Además, conforme pasan los años hacer contactos se vuelve más difícil, porque nos especializamos en cierta área del conocimiento y entonces buscamos personas afines.

De hecho, una gran lista de contactos no garantiza por sí sola la mejora profesional, aunque si ayuda. Más importante aún es tener contactos de calidad, que nos puedan ofrecer lo que estamos buscando o a los que podamos ofrecer nuestros productos o servicios. Mejor 100 contactos buenos que 10,000 contactos sin afinidad.

El retraso de la educación universitaria

No estoy en contra de la universidad, y, al contrario, hoy más que nunca considero que se trata de un lugar al que no se le está sacando todo el provecho posible. Y para lograr esto es importante que los estudiantes cambien un poco sus prioridades, lo que sin duda requiere un cambio de mentalidad.

Actualmente pasar las materias parece ser el objetivo final de muchos estudiantes. El conocimiento en sí debe ser el objetivo, pero a veces es entendible esa pérdida de enfoque debido a muchos factores, entre ellos la gran cantidad de información de relleno que se mete en los cursos.

Además, la gran mayoría de planes de estudio se están quedando obsoletos cada vez más rápido. Me resulta intrigante que, en lugar de preparar a los alumnos para los trabajos del futuro, se les enseñen cosas que poca aplicación tendrán en algunos años.

El punto fuerte de la universidad

Me gustaría decirles a todos los estudiantes universitarios que enfoquen un poco su atención en sus compañeros, que los vean con otros ojos. Sé, por experiencia, que pasar cinco años viendo a las mismas personas resulta aburrido, por no decir, agotador.

Sin embargo, si le damos un poco la vuelta al asunto, cada compañero de clase podría ser un futuro contacto que te ayude o al que ayudes. Hablo de socios de negocios, clientes potenciales, compañeros de emprendimiento, enlaces para algún trabajo, etc. El futuro suele traer muchos cambios, y no podemos saber cuándo ocuparemos de alguien.

Entonces, la universidad puede ser un semillero de futuros contactos profesionales, solo que muy pocos están aprovechando realmente este potencial. Si no me crees pregúntate hace cuanto que no sabes algo de la mayoría de tus compañeros de generación.

Crea tu red de contactos ya mismo

Se estima que del total de personas que buscan empleo, 56 % lo encuentra por contactos personales. Esto indica que si no tienes una red de contactos te puedes ver en franca desventaja al momento de buscar trabajo. Por lo tanto, es fundamental que comiences a trabajar tu red desde ahora.

¿Por dónde empiezo?

Para tener una red de contactos poderosa no se tienen trucos de magia ni nada por el estilo, sino que hay que poner tiempo y esfuerzo, razón por la cual a muchos profesionistas se les puede llegar a complicar. La clave está en no abrumarse y trabajar nuestra red un poco cada día, claro, si no tienes prisa.

Si te encuentras en la universidad entonces tienes a tu disposición a muchos contactos potenciales, el secreto está en no ver a nadie como tu competencia, sino como un futuro aliado, y tratar de quedar en buenos términos con todos, porque créeme, nunca sabes si sus caminos se volverán a cruzar.

Ahora bien, si ya eres un profesionista tienes que utilizar otra estrategia, la cual sería asistir a eventos relacionados con tu sector, como cursos, conferencias, demostraciones de productos, etc., y en cada evento tratar de generar relaciones, lo que no es tan difícil una vez que pierdes el miedo.

¿Qué te aporta cada quién?

Al crear tu red de contactos hay que priorizar calidad antes que cantidad, para lo cual es importante que tengas bien claro que te puede aportar un contacto en específico. Con esto no quiero decir que aquellas personas que en este momento no te aporten debas dejarlas totalmente de lado.

No se trata de llenarse de contactos, porque la potencia de tu red dependerá de la calidad de la misma, lo que implica dedicarles tiempo a las personas; llamarles, preguntarles cómo están, ver en qué les podemos ayudar, etc. La cuestión es procurar más a los mejores contactos y menos a los que ahorita te aportan menos.
Un punto importante a tener en cuenta es tener actualizada tu base de datos, cuando menos con nombre y apellido, correo y celular, de modo que cuando requieras apoyo de alguien lo puedas localizar. Yo también agregaría fecha de nacimiento, para felicitarlos en su cumpleaños, un pequeño pero valioso detalle.

Una red no es algo estático

Por último, quiero decirte que las redes de contactos son algo muy dinámico, por lo que no tengas miedo de que haya personas que entren y salgan de tu red en todo momento. Debes aceptar aquellas personas que te puedan aportar algo y/o a las que puedas aportar algo, y debes dejar ir a aquellas a las que no.

Salir de la versión móvil