Icono del sitio Blog Profesional

El senado aprueba el derecho a la desconexión digital de los trabajadores

Formación Profesional Salario Emocional

El trabajo remoto al que nos orilló la pandemia ya está causando estragos en los profesionistas, pues aunque trabajar desde casa era el sueño de muchos, ahora nos hemos dado cuenta de lo poco preparados que estábamos, en especial porque no sabemos desconectarnos.

El problema de la conexión infinita

A lo largo del último año muchos de los profesionistas que conozco experimentaron algún cambio en la manera en que trabajaban; algunos pasaron a trabajar por completo desde su casa, mientras que otros cumplieron con una modalidad mixta.

Sin embargo, el trabajo remoto fue una respuesta urgente orillada por la pandemia, de modo que ni las empresas ni los profesionistas estaban preparados para el trabajo desde casa. Son muchos los puntos a mejorar que podríamos analizar, pero me quiero centrar en el tema de la conexión infinita.

Cuando uno trabaja en una empresa con un horario más o menos definido, existe una línea que separa la vida laboral y la vida personal. Puede ser que esa línea sea muy delgada en algunos casos, pero aun así existe, sin embargo, al trabajar desde casa muchos profesionistas perdieron por completo esa línea.

Lo anterior implicó que tuvieran la sensación de que tenían que responder correos y llamadas, sin importar la hora que fuese, y bueno, quienes tienen jefes que son absorbentes y a los que les encanta el micromanagement, seguro han sentido que necesitan estar conectados en todo momento.

El derecho a la desconexión

Una noticia que me parece excelente es que recientemente el Senado de la República aprobó por unanimidad un proyecto para el derecho a la desconexión digital, con el objetivo de asegurar el tiempo de descanso fuera de la jornada laboral establecida, así como para garantizar la intimidad personal y familiar.

De esta manera los trabajadores podrán abstenerse de participar en comunicaciones electrónicas relacionadas con su empleo, como correos y mensajes electrónicos, llamadas, videollamadas y otras modalidades de comunicación, durante sus horas no laborales.

Lo anterior se aterrizará en la adición del artículo 68 bis a la Ley Federal del Trabajo, el cual requiere que las empresas definan sus propias modalidades de desconexión digital, bajo previo acuerdo con sus trabajadores mediante una negociación colectiva.

El resultado de dicha negociación será una política interna que defina las modalidades de desconexión, además de que deberá incluir acciones para sensibilizar al personal sobre el uso razonable de las herramientas tecnológicas, para evitar el riesgo de fatiga u otros problemas de salud.

Más información:

Salir de la versión móvil