Icono del sitio Blog Profesional

¿Qué es el liderazgo?

Competencias Laborales Liderazgo

La definición que más me gusta de liderazgo es la siguiente: «conjunto de competencias que tiene un individuo para influir en la forma de pensar y actuar de otros, ya sea de manera individual o grupal», porque desde mi punto de vista esta definición reúne en una sola frase todo aquello de lo que se trata el liderazgo.

Mejorar las competencias

Un profesionista que carezca de las competencias necesarias para ser líder no debería ser colocado nunca en una posición de liderazgo, lo que representa uno de los primeros errores que se cometen en las empresas y que termina desequilibrando a cualquier equipo de trabajo, sin importar lo bueno que este sea.

Claro que dichas competencias se pueden adquirir y la clave está en definir cuáles son dichas competencias. El gran problema con el liderazgo es que no existe una serie definida de habilidades y capacidades que se requieren para ser líder, sino que se depende mucho del contexto en el cual nos encontramos.

Mira a tu alrededor, hay profesionistas que solo por hacer una cosa bien logran desarrollar su liderazgo, mientras que a muchos otros un solo aspecto no les basta y tienen que desarrollar más competencias laborales. Es decir, lo que les funciona a unos a otros simplemente no les genera el mismo efecto.

Persuadir sin manipular

Ahora bien, el liderazgo sin influencia no tiene sentido, ya que lo que se busca es poder cambiar la forma de pensar o actuar de los demás, aunque hay que tener mucho cuidado en este aspecto, pues muchos buenos líderes se perdieron en algún momento y dejaron de persuadir para comenzar a manipular.

Un líder es quien busca el bien común para la mayoría, lo que puede llevarlo a actuar incluso en contra de su comodidad personal. Es más, ser líder es difícil porque debe llevar a las personas a donde tienen que estar, aun cuando ellas mismas no quieran ser impulsadas, algo que sucede de manera bastante común.

Recuerda que persuadir es convencer a otros de hacer aquello que tienen que hacer para ser mejores, mientras que manipular es convencerlos de hacer aquello que tú quieres que hagan para obtener un beneficio propio. La línea es tan delgada que no solemos distinguir a un persuasor de un manipulador hasta que ya es tarde.

Trabajar con personas

Todo líder sabe que trabajar con personas es el mayor reto que existe a nivel profesional, porque somos tan distintos que dar gusto a todos es tarea imposible, pero al mismo tiempo nuestras motivaciones son similares, lo que permite liderar incluso a grandes grupos de personas, si se entienden ciertas dinámicas.

Antes de continuar quiero decir que un líder sin seguidores no es un líder, aunque se haya autoproclamado como tal. Dejando claro esto es importante entender las dinámicas que surgen cuando se juntan muchas personas, algo que un líder debe entender a la perfección y que no se aprende más que analizando.

Tratar con una persona directamente es sencillo, porque podemos captar sus reacciones y entender cómo se siente, pero hacer lo mismo con un grupo numeroso de personas complica las cosas, dado que necesitamos saber en qué centrar nuestra atención, aunque los comportamientos de grupo están bien estudiados.

Salir de la versión móvil